ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS

Alimentos que combaten la inflamación
El entrenamiento invisible, engloba la alimentación y el descanso como pilares fundamentales, y es vital prestar atención a nuestra dieta enfocada a la recuperación.

Que a las mujeres, debido en parte a nuestros bajos niveles de testosterona, nos cuesta recuperarnos de entrenamientos intensos y, más aún, de las carreras, es una realidad. Por ello debemos poner todos lo medios que tenemos a nuestro alcance para cuidar nuestros músculos después de cada sesión.

En ese entrenamiento invisible, que engloba la alimentación y el descanso como pilares fundamentales, es vital prestar atención a nuestra dieta enfocada a la recuperación.

Tanto si estás tratando de superar una lesión o simplemente deseas mantenerte bien y recuperar bien de cada seión para afrontar la siguiente con más ganas y energía, toma nota de los alimentos que ayudan al cuerpo a combatir la inflamación, y aquellos que no le hacen ningún favor.

ALIMENTOS PARA CALMAR NUESTROS MÚSCULOS
La proteína ayudará a los músculos inflamados a la recuperación después de un entrenamiento duro, aliméntalos bien para que puedan seguir rindiendo, es su gasolina.

Salmón, sardinas, boquerones, caballa: diversos estudios han demostrado que el Omega – 3 , es decir los ácidos grasos, ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo.

Zumo de cerezas: tiene un alto contenido de antioxidantes, y específicamente de fitonutrientes llamados antocianinas, las cerezas son una gran ayuda para combatir la inflamación.

Jengibre: inicialmente parecía una moda pero este alimentos tiene infinitas propiedades beneficiosas para la corredoras. Contiene gingerol, uncompuesto anti-inflamatorio activo que ha demostrado que puede llegar a reducir el dolor muscular hasta en un 25 por ciento.

Cúrcuma: utilizada durante mucho tiempo para combatir la inflamación, la cúrcuma tiene un ingrediente activo, el curcumin, que tiene propiedades antiinflamatorias potentes. Puedes añadirla a los alimentos en forma de polvo, especialmente a los batidos, sopas y ensaladas o, de manera más eficaz, tomar un suplemento.

Verduras de hoja verde oscuro (col rizada, acelga): las verduras de hoja verde son ricas en vitamina E, una vitamina que nos protege contra las moléculas pro-inflamatorias. También son ricas en una gran cantidad de otras vitaminas y minerales con propiedades beneficiosas para la salud.

EVITA LOS SIGUIENTES ALIMENTOS:

Aunque no se trata de eliminarlos por completo, hay que saber que hay ciertos alimentos son que favorecen la inflamación en el cuerpo.

Una dieta alta en** grasas trans** (alimentos procesados), los aceites vegetales y las grasas saturadas son específicamente los culpables. Manténte alejada de estos alimentos, incluyendo refrescos, alimentos fritos, los hidratos de carbono refinados (como el pan blanco, pasta y aperitivos elaborados), carne roja, y la margarina.